Durante mucho tiempo, los autónomos y empresas de nuestro país, venían deduciéndose el 100% del IVA en la adquisición de vehículos. La aplicación del&nbspartículo 95. Tres, regla 2ª, de la Ley 37/1992 de diciembre, del impuesto sobre el Valor Añadido, les obligó a modificar dicho porcentaje de deducción, fijándolo en el 50%. Dicho artículo nos dice lo siguiente: “Cuando se trate de vehículos automóviles de turismo y sus remolques, ciclomotores y motocicletas, se presumirán afectados al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 50 por 100”.

El quid de la cuestión está en entender y aplicar correctamente la norma para no encontrarnos con sorpresas. La normativa nos está diciendo que, en los vehículos, se determina el derecho a deducir la cuota de IVA previamente soportada, atendiendo al grado efectivo de utilización del vehículo en la realización de la actividad empresarial o profesional específica, estableciéndose la presunción del 50%, y otorgándole al contribuyente la oportunidad u obligación según se mire, de demostrar un grado de afectación mayor, es decir, que se utilice el vehículo en un uso mayor del 50% en la actividad.

Lo siguiente es preguntarnos, ¿cómo probar que utilizo el vehículo a tiempo completo en mi actividad y de esta forma poder aplicarme el 100% de deducción? A título de ejemplo, se podría demostrar una mayor utilización del vehículo para usos profesionales, mediante: vehículos que dispongan de GPS y de esta forma poder demostrar que los trayectos son de uso profesional, los vehículos que están rotulados con publicidad de la empresa, justificantes de trayectos mediante los denominados partes de trabajo, etc. Pese a estas pruebas, la Administración tributaria continúa poniendo trabas a la deducibilidad del 100%.

El Tribunal Supremo en una sentencia reciente, para mayor profundización se puede consultar la Sentencia Administrativo, TS, Sala de lo Contencioso, Nº 153/2018, Rec 102/2016, de 5 de Febrero de 2018. Concluye señalando que la deducción superior al 50% depende de la prueba. Por lo tanto, será importante disponer de buenos justificantes y medios de prueba para que el profesional pueda conseguir la admisión de una deducción superior al 50%.

Contacta con nosotros

Contact Us
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies.