La transmisión de un inmueble puede tener incidencia en dos apartados diferentes: en la deducción por adquisición de vivienda y en la ganancia o pérdida patrimonial que se haya puesto de manifiesto en la transmisión.

En primer lugar y por lo que hace referencia a la deducción de la vivienda, tendremos que tener en cuenta que a estos efectos se considera como vivienda habitual a aquella en la que el contribuyente resida durante un plazo continuado de tres años. Si la transmisión se produjera cuando aún no se ha cumplido este plazo, se considerará que nunca habría sido su vivienda habitual y por tanto, Ud. tendría que devolver las deducciones que haya disfrutado desde el principio. No se exigirá el cumplimiento del plazo de tres años cuando concurran circunstancias que exijan el cambio de vivienda, como separación matrimonial, traslado laboral, obtención de primer empleo o cambio de empleo, celebración de matrimonio u otras análogas.

Respecto al resultado obtenido en la venta de la vivienda habitual, existen tres supuestos en los que la ganancia patrimonial puede quedar exenta, total o parcialmente, de tributación:

  • Cuando la transmisión sea realizada por mayores de 65 años o por personas en situación de dependencia severa o de gran dependencia. A efectos de esta exención se entenderá que el contribuyente está transmitiendo su vivienda habitual cuando la misma constituya su vivienda habitual en ese momento o hubiera tenido tal consideración hasta cualquier día de los dos años anteriores a la fecha de la transmisión.
  • Cuando el importe obtenido se reinvierta en la adquisición de una nueva vivienda habitual y se cumplan determinadas condiciones en referencia a los plazos de inversión y de venta. En este caso la exención puede ser total o parcial.
  • Cuando el inmueble transmitido hubiera sido adquirido a título oneroso entre el 12 de mayo de 2012 y el 31 de diciembre de 2012, la ganancia patrimonial que se ponga de manifiesto quedará exenta al 50 por ciento.

Si a su caso particular no se le puede aplicar ninguna de las exenciones anteriores, deberá calcular el importe de la ganancia o pérdida obtenido como diferencia entre el valor de adquisición y el valor de transmisión. Tengamos en cuenta que desde 1 de enero de 2015 se han suprimido los coeficientes de corrección monetaria que se aplicaban sobre el valor de adquisición, y también que si usted adquirió la vivienda con anterioridad a 31 de diciembre de 1994 le será de aplicación un régimen transitorio que se caracteriza por aplicar unos coeficientes reductores que solamente serán aplicables a la ganancia patrimonial que se considera obtenida (mediante cálculos proporcionales) con anterioridad al 20 de enero de 2006.

Contacta con nosotros

Contact Us
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies.