Tanto la Administración como los contribuyentes, tenemos cuatro años para ejercer nuestros derechos frente a la otra parte. Así, si nos hemos olvidado de una deducción y no la hemos aplicado en nuestra declaración, por haber transcurrido cuatro años, no podremos reclamarle a Hacienda. De la misma forma, Hacienda no podrá obligarnos a ingresar una cantidad no pagada por un impuesto ya prescrito (cuatro años).

La novedad ha venido introducida por la modificación(1) de la Ley General Tributaria, y viene a otorgarle unas mayores prebendas a la Administración, permitiéndole comprobar e investigar periodos prescritos cuando de ellos se deriven derechos que no estén prescritos. Aclaramos esta circunstancia: Si en el año 2008 generamos una deducción que no pudimos aplicar hasta el ejercicio 2012, Hacienda podrá investigar y comprobar el año 2008 para ver si cumplíamos los requisitos de la deducción, ya que la misma la aplicamos en el ejercicio 2012 (ejercicio no prescrito). &nbsp

Así pues, el derecho de la Administración para iniciar el procedimiento de comprobación de bases o cuotas compensadas o pendientes de compensación o de deducciones aplicadas o pendientes de aplicación, prescribirá a los diez años a contar desde el día siguiente a aquel en que finalice el plazo para presentar la declaración o autoliquidación correspondiente al ejercicio o periodo impositivo en que se generó el derecho a compensar dichas bases o cuotas o a aplicar dichas deducciones.

Resumiendo, la comprobación y, en su caso, la corrección o regularización de bases o cuotas compensadas o pendientes de compensación o deducciones aplicadas o pendientes de aplicación respecto de las que no se hubiese producido la prescripción (plazo de diez años), sólo podrá realizarse en el curso de procedimientos de comprobación relativos a obligaciones tributarias y periodos cuyo derecho a liquidar no se encuentre prescrito (plazo de cuatro años).

Podemos decir que la prescripción del derecho a liquidar no trasciende, en ninguno de sus aspectos, al derecho a comprobar e investigar, derecho que sólo tendrá la limitación temporal de diez años establecida para el inicio de comprobaciones de cuyo objeto formen parte determinados créditos fiscales, o las que, evidentemente, puedan establecerse en la ley propia de cada tributo.

&nbsp

(1)&nbspLey 34/2015 de modificación parcial de la Ley 58/2003, General Tributaria

Contacta con nosotros

Contact Us
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies.