Cuando hablamos de contabilidad hacemos referencia al sistema de control que abarca todos los gastos, ingresos, y todas las operaciones económicas llevadas a cabo por una empresa en el ejercicio de su actividad.

La contabilidad en las empresas es de debido cumplimiento conforme al Código de Comercio, ajustándose a derecho según el Real Decreto 1514/2014. El principal objetivo que persigue es poder establecer los estados contables y con ello poder obtener una imagen fiel de la empresa, por tanto, es de vital importancia llevar tu contabilidad al día y tener establecido un sistema de gestión eficaz.

Culturalmente la contabilidad siempre ha estado considerada como una actividad no productiva, rutinaria y monótona para la empresa, no teniendo por tanto una buena reputación. Sin embargo, debes de saber y tener claro la importancia de llevar la contabilidad al día, así como los riesgos que implica no hacerlo.

¿Qué ventajas obtienes por llevar la contabilidad al día?

Estar lo más al día posible te permite conocer el resultado de tu empresa en todo momento y con ello:

  • Tomar decisiones que afecten a inversiones futuras, ampliaciones de negocio o que puedan influir en el cierre económico y con ello en la “factura fiscal” del impuesto de sociedades.
  • Tener un control efectivo de las deudas de tus clientes, así como de tus deudas con proveedores, hacienda, seguridad social, trabajadores, bancos, etc…
  • Permite elaborar presupuestos de tesorería que tienen en cuenta todas las operaciones que se llevan a cabo en la empresa al estar registradas.

Se trata pues de una fuente de información necesaria y un pilar fundamental para la empresa en la toma de decisiones en su día a día.

¿Qué riesgos implica no llevar la contabilidad al día?

&nbspLa consecuencia de una mala gestión en el sistema de control de la contabilidad implica una serie de riesgos para tu empresa que pasamos a detallarte:

  • Mala imagen de marca. Estaremos&nbspofreciendo desconfianza a nuestros clientes y proveedores, consecuencia de una incorrecta gestión de sus cifras.
  • Análisis de los resultados no fiables.&nbspNo sabremos cuánto se gana o pierde en tu empresa, pudiendo además llevar a la toma de decisiones erróneas.
  • Sanciones tributarias innecesarias. No tener establecido un sistema de control de gestión eficaz de la contabilidad puede ocasionar errores en la elaboración de liquidaciones tributarias, y con ello, un sobrecoste para tu empresa en sanciones e intereses, consecuencia de no tener toda la información al día necesaria para su elaboración.

Conclusiones&nbsp

Llevar la contabilidad al día es&nbsppositivo&nbsppara el empresario ya que permite elaborar un diagnóstico de la situación de la empresa en un determinado momento y con ello poder tomar&nbsp decisiones óptimas para su negocio.

Además, un sistema eficiente de gestión de la contabilidad conlleva poder proporcionar la información con la suficiente antelación a tu asesor, lo que implica una mayor dedicación de su tiempo y la prestación de un mejor servicio. Al contar con los datos actualizados y a tiempo, el asesor estará más implicado y podrá proporcionarte un análisis adecuado de la situación que te ayudará en tu toma de decisiones.

Por todo ello te aconsejamos que ante una situación de descontrol, en ocasiones es necesario analizar los sistemas de gestión y control administrativo de tu empresa y asesorarte en la implantación de un sistema eficaz que permita una correcta elaboración de la contabilidad que te proporcione la imagen fiel de la empresa.

En Versis contamos con un equipo de profesionales técnicos con muchos años de experiencia en abordar este tipo de situaciones. Si lo deseas, te podemos ayudar.

Contacta con nosotros

Contact Us
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies.