La formación para el empleo es un factor clave de crecimiento y mejora del sistema productivo, así como de creación de nuevos puestos mediante la adquisición de más&nbspcompetencias profesionales por los trabajadores.

Las empresas disponen de un crédito para la formación de sus trabajadores, cuyo importe resultará de aplicar a la cuantía ingresada por cada empresa el año anterior, en concepto de cuota de formación profesional, el porcentaje que anualmente se establezca en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Ese porcentaje se determina en función del tamaño de las empresas, de tal forma que cuanto menor sea el tamaño de la empresa, mayor será dicho porcentaje. Se garantiza un crédito mínimo de 420 euros.

Todas las empresas que tengan trabajadores este año y el pasado, pueden beneficiarse de los cursos de formación que las academias y empresas de formación imparten.

Estos créditos dejarán de ser efectivos el próximo 31 de diciembre y no se tendrá derecho a ninguna deducción en los RLC (recibos de liquidación por período de recaudación) antes denominado TC1, pasado ese período

Contacta con nosotros

Contact Us
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies.