Plan de pensiones del sector de la construcción: así debe ser

Plan de pensiones del sector de la construcción

Nueva obligación para las empresas del sector de la construcción. Estas empresas deberán contratar un Plan de Pensiones para complementar la pensión de jubilación, así como, cubrir otras situaciones como el fallecimiento o la incapacidad de las personas trabajadoras que tengan a su cargo.

Los autónomos/as que tengan contratadas a personas también tendrán la obligación de realizar estas aportaciones al plan de pensiones. En el caso de no tener trabajadores o trabajadoras a su cargo, podrán solicitar de forma voluntaria su adhesión al plan.

Así, cada empresa del sector deberá concertar dicho Plan con la entidad gestora VidaCaixa, a través de su aplicación informática.

Estas aportaciones que, realizará la empresa al citado plan de pensiones, se harán aplicando unos porcentajes determinados, obtenidos de las tablas salariales del convenio colectivo de los años 2022, y siguientes.

Beneficios del plan de pensiones del sector de la construcción

Los beneficios de llevar a cabo estas contribuciones son numerosos. Resumimos algunos de ellos:

  • Fiscales: supondrá un importante ahorro para las empresas, ya que pueden deducirse hasta el 10% de las contribuciones en el Impuesto de Sociedades.
  • Reducciones en las cuotas empresariales a la seguridad social por contingencias comunes.
  • Mayor importe en las bases de cotización para las personas trabajadoras afectadas, lo que a la larga influirá en su futura pensión.

Excepciones: no existe la obligación de adherirse al plan cuando la persona trabajadora tenga una retribución superior a la establecida por el convenio más el importe de la contribución fijado en las tablas.

Será importante determinar para cada caso concreto si se debe de aplicar o no el plan, y estudiarlo de manera individualizada, puesto que no sólo por el hecho de que se cobre más que lo marcado en convenio quedará exceptuado de su adhesión al plan.

Desde Versis ponemos a su disposición nuestro equipo para asesorarles y saber qué personas serán las afectadas por esta obligación, y en consecuencia, no incurrir en incumplimientos que puedan dar lugar a sanciones administrativas.

Finalmente, hay que destacar que las empresas y empresarios deberán empezar con las aportaciones a dicho plan desde el 1 de febrero de 2024, y tendrán hasta el 30 de abril de 2024 para pagar los atrasos desde enero del 2022 hasta el 31 de enero de 2024, sin necesidad de hacer complementaria alguna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacta con nosotros

Contact Us