Agencia Tributaria y el Embargo de Créditos: ¿Qué debemos hacer?

El embargo de créditos es una medida que utiliza la Agencia Tributaria para recuperar el dinero que se le debe. Si el deudor con la Agencia tributaria no paga su deuda con Hacienda, una manera de recuperar ese dinero es embargar el crédito que puedan tener terceros con ese acreedor.

Así, puede suceder que recibamos una notificación de la Agencia tributaria, por medio de la cual se embargan los créditos que tenemos con nuestro proveedor X (que es el deudor con Hacienda). En primer lugar, no hay que ponerse nerviosos. Es un trámite habitual, y si cumplimos lo establecido en la normativa no tendrá mayores consecuencias.

¿Cómo debemos proceder?

Inicialmente, comprobaremos si mantenemos una relación comercial con el deudor, y en caso afirmativo, revisaremos la contabilidad, para ver si tenemos cantidades pendientes de pago. De nuevo, en el caso de que la respuesta sea afirmativa, dicho saldo queda embargado por la Agencia tributaria, por lo que deberemos ingresar en Hacienda dicha cantidad (siempre que sea superior al importe que le debamos al proveedor, y siempre respetando el calendario de pago que teníamos pactado con él).

En este caso, es conveniente ponerlo en conocimiento de la tercera parte embargada, a los efectos de comunicarle la cancelación de la deuda con él, por motivo del embargo.

Recuerda que es obligatorio contestar a este tipo de notificaciones y que tienes 10 días para responder, aunque no tengas deudas pendientes con tu proveedor. Si incumples puedes acabar siendo responsable subsidiario de la deuda. Eso quiere decir que, si el embargo es de 25.000 euros y le debes 1.000 euros en el momento de recibir la notificación, nuestra responsabilidad serán los 1.000 euros, que es el máximo que podrías haber pagado a la Agencia tributaria

Desde nuestra asesoría en Valencia te ayudamos a realizar cualquier gestión que necesites ante Hacienda.

Contacta con nosotros

Contact Us